jueves, 14 de octubre de 2010

The Upsetters - Blackboard Jungle (2004)

En la historia del Dub es imposible no referirse a Lee Perry, sin duda uno de los más grandes exponentes de todos los tiempos. El hombre es un genio. O al menos muchos así lo creen. Yo soy uno de ellos y no es por la mitología circundante sino que por lo que escucho en su música. La mitología hace referencia a que en cierto momento Lee Perry incendió su estudio, el Black Ark, por donde desfilaron todos los maestros del genero de antaño, debido a que la música que allí se creaba estaba externamente influenciada por el alcohol y las drogas. En su momento Lee Perry manifestó que esa música era demasiado buena para ser humana y que no era natural que siguiera existiendo el estudio. Así que lo quemó y construyó otro. Un sonido tan espeluznantemente rico en contextura que se puede escuchar hasta las cintas magnéticas rodando al son del roots más puro. Independiente de la mitología, el sonido queda a disposición de todos, y es mediante éste por el cual concuerdo en su genialidad. Un sonido hipnotizante, capaz de atraer a cualquiera al tempo de las cajas húmedas y los bajos crudos. Este disco es una fotografía de su esplendor. Produciendo a la banda base de su estudio, The Upsetters, en conjunto con el Rey del Dub, King Tubby, salen a flote todos los dotes Voodoo de su estudio casero. Lanzado en 1973, el sello Auralux lo remasterizó y lanzó el año 2004, para el disfrute de las futuras generaciones. Pero este sonido en el mundo moderno es muy difícil de imitar.

(MF)